viernes, mayo 19, 2006

mínoentender

Pues ahora estuve intercambiando impresiones con un ángelito o bueno eso supone él, que lo ve todo desde arriba. El diablo lo ve todo desde abajo, yo más bien diría que através de su vaso de licor pero en fin.

La ventaja de que uno se lleve con la crema y nata del paraíso y del inframundo es que tiene acceso a uno que otro chismecillo de pasillo y tambíen puede tener diferentes visiones de lo que sucede.

Pero sigo sin entender.

Todavía no canto Victoria (sí me la sé pero esa la canta el dueño del gato, jajaja claro que si la quieren escuchar aquí abajito a su derecha puchenle a RADIO OBRERA)

Me siento bien socrática: yo sólo sé que no sé nada.

Aunque en realidad nadie sabe qué dijo Sócrates, ya que todo puede ser pachequéz de Platón, eso no es lo que está escrito.

Yo sólo sé que nada es lo que sé.

Así es realmente la cosa. Y por supuesto cambia tooodo el sentido. No me pregunten en dónde está, pero sí les puedo dar la fuente ultraconfiable que me pasó el dato: Filósofo y Prof. Camilo Terrazos. Asignatura de Doctrinas Filosóficas. ENP 3 Justo Sierra, dato comentado en el año nuestro señor de 1996.

Pero por el día de hoy prefiero otra frase que viene a darle el mátiz requerido a la situación:

mí no entender.

Platicando con mi alma gemela gatuna trataba de encontrar que es lo que aleja de mí a los hombres, encontramos que en realidad no es un problema exclusivo de ésta que les escribe, es un problema de muchas otras mujeres, compañeras de trabajo, amigas, etc.

Es decir, no basta con que sea linda, honesta, alivianada, sensible, inteligente, capaz, independiente, generosa y comprensiva. que lo apoye, que me lleve bien con sus amigos, que no le caiga mal a su familia, que le de su espacio o que lo acompañe a donde quiera, que lo escuche, que lo extrañe, que lo mime, que lo apapache, que le cumpla sus gustos y sus caprichitos, que lo quiera.

Así que a mis tres lectores masculinos les pregunto: qué chingaos quieren los hombres?
Señoritas si ustedes ya lo han descubierto no se abstengan e ilumínenme.
Comments acá a bajo ya saben.

9 ecos:

Manolo dijo...

Hola Lu, es la primera vez que teescribo, no manches, me has dejadp boquiabierto, eres una mujer muy lista, mis blogs son una pendejada al lado de los tuyos.

La verdad, ni preguntes que buscamos los hombre en las mujeres, ya que como hombre te puedo contestar que lo que buscamos es carne y no más (obvio en mi caso personal, antes que eso busco sinceridad y un poco de inteligencia y bueno en lo personal, como que te siento a ti un poco ruda, pero es solo mi punto de vista, ademas el ser ruda en una mujer para mi es una virtud.

Bueno mi querida amiga Lu te dejo porque en un ratito estare viendo a la barranca en el Pendulo y te prometo que visitare tu espacio más seguido.

ATT
MANOLO

i dijo...

la eterna pregunta

(sin respuesta?)

Valeria dijo...

Comparto tu duda. Una que es toda buena onda, que los consiente, los complace, no es celosa y no los asfixia, aqui nos tienes sufriendo por ellos... Y lo peor es que a las hijasdesu que les vale gorro, traen a más de uno babeando como perros...

Pero ellos se lo pierden.

l i l i t h dijo...

Pues muchas gracias por la visita Manolo, y de que soy ruda, chale me lo dicen mucho, tal vez porque hablo muy al tiro, quien sabe,jajajaja... ojalá para todos fuera una virtud, porque de gruñona no me bajan, jajajaja...

i, no sabes qué ganas tengo de verte, ojalá se nos haga pronto, pero pues yo ingenuamente quisiera pensar que esta pregunta tiene respuesta, aunque sea aproximada.

Val, me cae que sí, los tratas mal y ahí estan como pendejos y cuando te decides y los tratas chido, se les acaba la emoción o no sé que pasara por sus mentes... además de las ramas que dan vueltas con el viento, jajaja...

lagartija dijo...

pues de este tema no puedo opinar, ya te di mis puntos de viste en el café, jajajajaja... yo de plano no tengo la menor idea de qué pasa por la mente de los "muchachitos". además ya ves que soy como un pasaporte a otro país, jajajajajaja. gato solitario maullando en la azotea.

ÐÆxter dijo...

Todo eso que mencionas se oye excelente, y como dice manolo escribes muy bien, en cambio yo escribo como un adolescente con muy buena ortografía aficionado a la lectura y a los videojuegos con una visión superficial (En el sentido de que conozco muy poco de los temas, no en el sentido de la imagen) de los temas.

Mira creo que los hombres aún nos comportamos como unos retrógradas misóginos y no esperamos (o soportamos) que una 'chica' sea más inteligente de lo que somos nosotros.

l i l i t h dijo...

Lagartija: sip, no hay pa donde hacerse.

Daexter qué sorpresa!

Pues, favor que me haces, pero en realidad creo que esa descripción de ti mismo me quedaría bastante bien, incluyendo un poco de los videojuegos.

Y los hombres, ahhh! cuando los comprenda estaré tan vieja que no reconoceré la diferencia entre uno vivo y uno muerto. jajajaja....

ÐÆxter dijo...

Ya sé, esto debe ser común a la mayoría de los hombres:

Pechos grandes: Para asegurar que la descendencia sea bien alimentada.

Belleza (aunque sea subjetiva): El instinto dicta a los hombres tener hijos hermosos, en este punto no importa la edad de la pareja, sólo que fisiológicamente demuestre ser apta para el apareamiento.

Inteligencia: Para administrar los bienes que los hombres pensamos que debemos ganar por ambos.

Sutileza: Que controle a las mujeres más inteligentes que sus conyuges, sentir que se perderá todo el patrimonio ante un ser de mayor inteligencia definitivamente nos aleja.

Paciencia: Para escucharnos hablar sobre Deportes, política, la nueva cura contra el cancer, el trasero de JLO, la nuevas películas de Takeshi Kitano, Park Chang Woo (creo que sí era ese), Kim Ki Duk o Hayao Miyasaki y porque decidimos no leer (o leer) el código Da Vinci.

Explicitisismo: O no dejarnos la tarea de adivinar todos sus estados de ánimos.

Sentido del humor: Por más que nos esforcemos, los hombres no tenemos chistes para toda la noche. Mucho menos para toda la vida...

Parece ser todo lo que puedo decir, aunque en realidad la raza humana no es tan homogénea y cuando lo es, resulta ser tan difícil de comprender como también lo son las mujeres.

Cabe aclarar que no quiero tener una posición machista ni feminista ni sexista. Instintiva y socialmente los prejuicios que pude presentar se asumen como algo cotidiano y lo único que por lo menos yo puedo hacer para desvanecerlos entre mi círculo social es escuchar (o leer) y compartir opiniones que enriquezcan nuestros saberes y percibires.

Saludos

l i l i t h dijo...

Pues no es por presumir pero cumplo con todos los puntos menos el cuatro, jajajajaja

Creo que tu explicación me tranquiliza bastante.

Es curioso, hace poco platicando con una psicóloga chafa me dijo que cuáles eran mis expectativas en un noviazgo.
Se altero bastante con mi respuesta:
No tengo expectativas.

Prefiero no hacerme a una idea, partir de cero, de lo que las personas somos es como, más sano.
Lo que sí hay que tener es límites.
Hoy estoy viendo mis límites.