martes, octubre 07, 2008

tijuana makes me happy day 2


tijuana makes me happy , originalmente cargada por lu garcía.

Esa mañana, bueno ya no me acuerdo si era mañana, ahh sí, salimos muy temprano del hotel donde me sentía gato de Angora. Esos lujos no podíamos seguir págandolos (de hecho no los estábamos pagando, ja) así que nos mudamos a otro hotel con nombre de travesti. El interés principal era volver a Playas. Ahí nos encontraríamos con i para una lectura al aire libre, donde, finalmente, me animé a leer algunas cosas que Nahuii me ayudó a elegir. Entre ellos aquel textito llamado "Obsesión es tu nombre" al que le tengo muy especial aprecio, sobre todo, por el vato que lo inspiró. (Ja, dos días en Tijuas y ya todos son vatos). Los otros que leí, "Tan Dulce" e "Intento" extrañamente también tienen un "muso", pero para qué seguir adentrándome en temas escabrosos, regresemos al mar.

Lo del Playas fue un episodio extraño. Los poetas bohemios leían, unas con mucha fuerza, otros con cierto desgano. Y Modesto, creo que difícilmente olvidaremos a Modesto, no por lo que hizo, más bien por lo que significa.

Luego de la lectura, Nahuii y yo nos lanzamos a la playa, y caminamos por más de dos horas hacia el sur, siempre hacia el sur.

Hicimos un par de declaratorias y algunas peticiones muy extensas, poniendo cuidado en las letras chiquititas del contrato, nos sentamos un rato y platicamos con dos vatos de guanatos, luego, la princesa loca se metió al mar helado, mientras el gato veía desde la orilla. Para que el gato con su guardaespaldas entre al mar, no necesita mojarse.

Ya de regreso, en el reloj monumental nos encontramos con las señoritas anfitrionas y también con Noesh. Nos fuimos a "producir" al hotel y regresamos para el soundcheck.

Ires y venires, rostros de sorpresa. El azar, con mucha ayuda de ciertas decisiones kamikazes, nos pusieron nuevamente en el mismo sitio. A estos señores todavía les asombra que ciertas gentesss, viajen tan lejos para verlos. Que conste que nomás fuimos porque el tokin era gratis.

Miles, mi cam, estaba como de buenas, y tomamos buenas fotos. La que encabeza este post, en mi humilde opinión, es la mejor que he tomado hasta ahora a el señor que canta. Me gusta mucho. Acá pueden ver más.

Poco a poco me doy cuenta que mis relatos de los conciertos van cambiando. De pronto ya no logro expresar muchas sensaciones que me embargan, siento que ya las he expresando antes y siento también, que no necesito muchas palabras para que sepan de qué estoy hablando.

Centella es, de entre las nuevas canciones, una de mis favoritas, sigue cargando la emoción de la primera vez que la escuché, es una melodía conmovedora y es también un presagio. Haikú y Providencia, me ponen en un feeling muy especial, la primera es como una nueva declaracion de principios, la segunda, es totalmente energética.

En la presentación del libro La vida en la barranca, Aguilera decía que, cada que leía una reseña sobre la banda, leía más de quien lo escribía que cualquier otra cosa. Eso es totalmente cierto.

Puebla y Tijuana han sido para mí experiencias muy especiales, con un toque destellante, la banda ha lucido mucho más que en el Metropólitan, en esta ocasión, se notaba el gusto de estos señores por estar ahí. Desgraciadamente, el tiempo no fue suficiente y quedaron deudas que ojalá se cumplan algún día. Nos faltó escuchar Estallido Interno, para sentirnos totalmente satisfechas. El set list, se los debo, era casi imposible acercarse, de hecho, al señor Aguilera lo sacaron como a rockstar, entre guaruras, jajaja, cosa que era, a mi parecer, un tanto innecesaria. Pero Tijuana es Tijuana.

Como siempre, un anoche barranqueña no termina hasta que termina y eso fue ya entrada la mañana, fue una experiencia casi como lo que canta Manu Chao, "Welcome to Tijuana: tequila, sexo, marihuana" sí, casi. Tiene toda la razón Noesh cuando dice que éste, quedo marcado como un happy day (Atte. Gato).



3 ecos:

Nahuii dijo...

pos mire aste, que somos tan organizadas que en eso del: tequila sexo y marihuana, supimos repartirlo bien, o no? jajajajaja
Te faltaron los tacos¡¡¡¡
Y el abrazo del final del concierto¡¡¡¡ (ese fue de mis momentos favoritos)jajajajaja¡¡

Berenize dijo...

yo, pagué las que debía con el afecto postergado que tenía hacia la barranca, he de aceptar que parte de esta reconciliación o nuevo enamoramiento tiene mucho que ver con lo que leo aquí, con tu manera de sentirles y de expresarte sobre su musica.

:)

te quiero, gato!

Berenize dijo...

aparte, por qué I ya no postea? :(