miércoles, abril 12, 2006

hoy

Hoy cumpliría años mi abuela, pero murió hace... no sé, tal vez dos. Una vez le dije, voy a escribir una novela de su vida mamá Zena. Qué bueno -me dijo- porque yo nunca supe escribir.
Una vez leí en Generación X tal vez, que un personaje le preguntaba a otro, cual sería el momento más importante de su vida que no cambiaría por nada. El otro personaje hablaba de la nieve y no sé que más.
Una vez mi abuela, sentada en su cama recortaba el gallito de la caja del cereal, mientras yo la miraba, yo tenía como cinco años. Ella me dijo:
-Yo no sé leer ni escribir, pero puedo recortarte esto para que juegues.
Ése es el momento de mi vida que no cambiaría por nada. Y no puedo evitar llorar al recordarlo.

6 ecos:

HAMLET dijo...

Bueno, esos pequenios recuerdos se quedaran grabados en nuestras vidas y es una forma de mantener vivos a nuestros muertos.
Un post pequenio pero conmovedor, me llego al alma.

Camila dijo...

Un respeto total a tu abuela. así como dice Hamlet esos pequeños recuerdos son los que hacen aún mas grandes a las personas, es un honor y una dicha incalculable poder tener un recuerdo tan bello, en mi caso, no recuerdo nada de mis abuelos, ya que no los conoci. Pero siempre imagino como hubiera sido. Hoy es lunes 17 de Abril 10:40am. y creo que he podido vivir un poco a traves de tus palabras y sentimientos plasmados lo que significa un abuelo y esas pequeñas cosas que con los años nos hacen grandes. Toda una enseñanza me parece.
Gracias Lilis, o Lu.
Un abrazo desde Monterrey.

Uno de los mejores relatos que has echo, se me hizo un nudo en la garganta. Pero hay que recobrar la compostura..... oficinaaaa..... uuf

Valeria dijo...

Gulp! Llegador. Sobretodo por la sencillez con la que se escribieron.

No se puede evitar pensar en los abuelos que nos dejaron esas enseñanzas, pequeñas pero importantes, y que lamentablemente ya no están con nosotros.

l i l i t h dijo...

Hijolé, gracias a todos por sus palabras, Camila y Hamlet desde el norte, me encantaria conocerlos, y Val, ya merito se me hace...
Cuídense.

i dijo...

qué recuerdo tan, tan, tan chingón!

iba a agregar aquí un par de cosas más... pero me gana el nudo en la garganta

un abrazote Lu

HAMLET dijo...

Cuando venga La Barranca a Reynosa y anexas te descuelgas para estos lares, que no tienen nada de encantadores, pero como quiera te lanzas, te esperaremos con los brazitos abiertos.