viernes, abril 28, 2006

apología del fútbol

Primeras aclaraciones.

1. Yo no puedo decir que tu crítica está mal. Nadie puede. Pero sí puedo criticar tu crítica. Una crítica no descalifica, entre otras cosas, señala los argumentos que entran en contradicción o en conflicto. Lo que te digo es que todos, y eso es un vicio generalizado, difícilmente somos capaces de reflexionar sobre un tema sin poner de por medio cuestiones internas (subjetivas por tanto, como son los prejuicios) y eso hace que no seamos objetivos. Esto se puede aprender en la medida que seamos capaces de ver aquello de lo que hablamos considerando que existen diferentes niveles en una misma realidad y tratando de integrarlos para no quedarse con una visión parcial.

2. Un intelectualoide no plantea argumentos, encadena hechos sin reflexionarlos y se basa únicamente en sus prejuicios para emitir juicios: sí a mí no me gusta el fútbol, el fútbol no debería de existir, o en el menos peor de los casos nada de lo que lo rodea tiene una razón valida para ninguno. Además criticar algo te va a poner en el centro de una discusión siempre. Todos los que utilizamos internet para exponer nuestras ideas lo sabemos y lo asumimos pero muchos (no tú, por supuesto) no asumen también las responsabilidades que expresar una opinión conlleva, una de ellas, brindar el derecho a debatir y en un debate, se puede disentir.

3. El hombre es un ser racional porque tiene la capacidad de analizar y tomar decisiones frente a lo que la vida le presenta. Es decir, detenerse un momento a pensar. Esa capacidad le permite en ocasiones evitar manifestar sus emociones de forma violenta o impulsiva. Eso no significa que no tenga esas emociones. La diferencia es que puede llegar a dominarlas.
Pero esto también depende de la intensidad de la emoción y proporcionalmente del origen de ésta. Si el hombre fuera absolutamente racional muchos crímenes no habrían sido llevados a cabo. Si el hombre no matara cuando siente una pasión animal (con esto quiero decir sin freno, ya que los animales no matan por matar, no asesinan, aseguran su supervivencia).
Los pocos casos conocidos de personas crecidas en ambientes aislados de la sociedad demuestran que su desarrollo es muy similar (no igual) al de los animales, por ejemplo no pueden reconocer su reflejo en un espejo aunque su cerebro está lo suficientemente desarrollado para hacerlo. La mediación entre emoción y razón es algo que se aprende socialmente. Lo malo es que nuestra sociedad nos estamos haciendo menos razonables.

Respecto a que lo que dices de que el hombre no es un animal, te daré un argumento (que además es un ejemplo del uso de la razón): El Papa Juan Pablo II aceptó que La evolución de las especies de Darwin, (libro prohibido por excelencia desde su aparición) no se contradice con el Génesis. Es decir, la iglesia católica acepta que el más probable origen biológico del hombre sea que evolucionó de los primates. Y puedo entender entonces que como parte de esa evolución, desarrolló su cerebro permitiéndole la capacidad de abstracción, análisis, sintesis etc, que le permiten ser racional.

4. Tu dices que aún puede haber muchas cosas que no hayan sucumbido ante la globalización y que se encuentran en su estado puro, y sólo hay que buscarlas. Yo estoy de acuerdo contigo en que existen y te voy a decir más: están dentro de ti.

El tema.

No niego que el futbol mexicano no tenga el mismo nivel que la Champions Ligue, el fútbol mexicano responde al contexto mexicano, y como aficionados si es que así nos pronunciamos nos corresponde hacer llegar nuestras exigencias a los equipos. Una forma es la manifestación con pancartas en el estadio. Otra son los gestos de reprobación o un comunicado en los periódicos y otra más formal sería un oficio dirigido a la presidencia del equipo.

Ahora. Ya los dos afirmamos que el fútbol mexicano no tiene el mismo nivel que el europeo. Veamos las razones. En México no hay una cultura del deporte. En Europa sí. En México no se apoya al deporte a nivel gubernamental como allá, por eso se puede considerar que existen menos oportunidades en la captación y desarrollo de talento de los atletas. Bueno. Pero resulta que el fútbol además de ser un deporte es un espectáculo y del siglo pasado para acá, <> se ha convertido en un espectáculo masivo y por eso el fútbol profesional mexicano es financiado por particulares.

Esos particulares generalmente cuidan sus intereses y eso incluye cuidar del cuerpo técnico y de los jugadores como herramientas de su empresa y en esa medida buscan adquirir las herramientas que más les reditúen. Este factor económico es muy importante y te daré un ejemplo sencillito: los sueldos. No se pueden comparara los sueldos de allá con los de acá. Además, el presupuesto económico de un propietario puede ser limitado o abundante y en esa medida son capaces de sustentar su negocio.

Y ese es el principal problema. El fútbol en nuestro país es visto como un negocio antes que como un deporte, o un espectáculo por sí mismo, principalmente por aquellos que tienen las riendas. No así por aquellos para los que representa otra cosa.

Los jugadores se someten a este orden de las cosas por dos razones fundamentales:
Para ellos el fútbol es una forma de vida. Su filosofía es ante todo de atletas, por ello consagran gran parte de su vida y energía al acondicionamiento de su cuerpo y a el desarrollo de sus habilidades y talentos. Si alguno verdaderamente come, habla y sueña fútbol, son ellos.
Para ellos el fútbol es una pasión. Es lo que más aman en el mundo y por eso se han dedicado a ello. No sólo porque sean buenos y puedan ganar dinero con ello.
Para mí el hecho de que tengan el valor de hacer lo que más aman en el mundo ya es una cuestión para tenerles respeto.

El decir que un futbolista no hace nada, es como decir que un filósofo no hace nada, o un físico que piensa en teorías abstractas para explicarse el origen de una galaxia extinguida no hace nada. Eso fue muy tonto de tu parte pues precisamente por eso digo que juzgaste según lo que tú mismo criticas: si no produces algo tangible y mercantilizable no sirves. Además fuiste demasiado lejos afirmando que los productores y los bateristas no sirven... aquí sólo puedo acotar con mi experiencia personal, que, aunque provengo de un chango, no puedo tocar rítmicamente una batería. Me extraña que sabiendo todo lo que sabes de música cites un comentario tan mal intencionado y estúpido.

En este caso te recuerdo que el fútbol es un espectáculo y que el futbolista produce lo mismo que un actor, un músico, un poeta: produce una emoción. Cuando te aburre también está produciendo algo.

Para los aficionados el fútbol puede ser miles de cosas:

Una ruptura con la cotidianidad Después de trabajar como negro toda la semana se agradece un rato de distracción.
Una forma de canalización de emociones reprimidas (cualquier tipo de emociones)
Te recuerdo que los aficionados no sólo gritan cuando su equipo juega muy bien, como lo harías tú en la Champions Ligue. También gritan de impotencia cuando su equipo no funciona, y tambien expresan su tristeza. Que es una expresión pintoresca, cierto. Como todo el folclore mexicano.
Una forma de hacer desmadre Te acuerdas cuando golpearon al Dueño del gato, el presidente del patronato de Pumas dijo que “ ya tenía ubicados a 6 o 7 individuos rapados que eran reventadores y buscaban desestabilizar al equipo”. Cuando en realidad ese altercado no tenía nada que ver con los pumas. Era una cuestión de intereses de grupos. Nuestro afición se ha caracterizado por tener muchos grupos de choque, principalmente porque el Estadio es una extensión de la Universidad. Sí hay grupos dentro de las barras que se benefician de esa política incorrecta, en todo caso yo no he visto incrementados los dineros para mis chelas, jersey’s y trapitos. No fui a Argentina, verdad Nariz? Pero en esto también hay niveles. Lo más común es pararte en una grada a convivir con tu familia o tus amigos: cantar y abrazarse, gritar son expresiones como cualquier otra, que en el fondo no tiene mayor diferencia a lo que hacen, por ejemplo, los cristianos en sus reuniones. Claro que aquí sí decimos montones de palabrotas.
Una forma de manifestarse “ideológicamente” elegir a quién irle es igual a tomar una postura ideológica: “simpatizo con los Tuzos por su espíritu combativo y luchador "pero también puede ser que se adopte al equipo de dónde eres por esa sencilla razón y no por eso se le tiene menos aprecio, aquí hablamos de una cuestión de principios.
Yo por ejemplo amo a los PUMAS porque pertenecen a la universidad que me forjó y me enseñó valores muy importantes, algunos de los cuales están explícitos en nuestros himnos. Y algunos de esos valores son los que me hacen suspirar por la nostalgia de recordar a mi abuelo llorando cuando izaban la bandera en el zócalo.

Una forma de convivir en familia Y creo yo que está es la más importante función del fútbol actualmente, es un pretexto para unir familias (que inmersas en la posmodernidad no tienen tiempo ni para hablarse entre ellos) para que al menos los que le van a equipos contrarios se mienten la madre, y se reúnan una vez a la semana y puedan hablar del fútbol primero y de las cosas que más les preocupen después.

Por último sobre los uniformes, cada quien sus gustos, yo por ejemplo preferiría que el uniforme fuera negrito con el puma doradito y los demás vivos azules. Pero ahí sí naiden te puede objetar. Sobre las marcas te recuerdo que desgraciadamente esto ya es negocio y que por ejemplo las Chivas se han dado el lujo de tener únicamente su escudo.

No niego que el futbol llegue a ser enajenante, como en todo, hay extremos y extremistas, pero creo que eso es la consecuencia de muchos factores: como la creciente violencia, la discriminación, los intereses mercantiles que promueven el consumismo, la alineación ante un contexto hostil, etc. No puedo argumentarlo mejor, pero si te puedo decir que es parte de un fenómeno que sigue creciendo y hundiendo a la humanidad en un caos ideológico.

Para mí hubiera sido muy fácil desde el principio haber dicho: no critiques lo que no sabes, pero eso precisamente sería ser intelectualoide.

Todo lo que he dicho hasta ahora intenta argumentar que no puedes emitir una crítica descalificando lo que no te gusta por el simple hecho de que a ti no te gusta. Es necesario ir más allá y dar elementos más precisos que sustenten tu crítica y sobre todo, no poner como primera causa de descalificación el hecho de que no te gusta. En ese caso hasta suena ilógico hablar de ello.

Solo me resta decir una cosa:
Goya! Goya!
Cachun Cachun Ra Ra!
Cachun Cachun Ra Ra!
Goya! Universidad!

p.d. sobre la cita de Jodorowsky también puedo ser intelectualoide, y decir que posiblemente algún día soñó y luego confinó a su inconsciente el que ese testículo blanco que los 22 putos patean era el suyo. Eso bien podría ser una interpretación freudiana.

5 ecos:

Don Gato dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
HAMLET dijo...

Hola Lilith, estoy preparando mi defensa. Ya la terminé, pero ahora falta transcribirla, y eso es algo que da mucha flojera, pero no dudes que lo haré. Saludos y solo espero que esta diferencia de opiniones no afecte nuestra amistad. Ya sé que no debe de suceder eso, pero ya sabes como es la mayoría de la gente. Yo no soy así, y creo que tu tampoco lo eres. Bueno, saludos y tu analisís estuvo impecable.

Valeria dijo...

Buen análisis. Coincido contigo en las funciones del football, aunque yo creo que la principal sería el escape de emociones que se genera al vivir intensamente un buen partido del equipo favorito.

"Por mi raza hablará el espíritu"

l i l i t h dijo...

Bienvenido don gato, tu blog me parece genial. Yo también quisiera aparecer en el periódico con mi jersey, bueno en una escala que cualquiera pueda reconocer que soy yo, jajajaja....

Hamlet, por supuesto que esto no afecta la amistad. Espero tu réplica.

Val, me quedé un poco preocupada, estuve debatiendo en sí salía o no a acompañarte cuando te fuiste, pero creo que estuvo mejor que no, que te sobreprotegiera yo también, ya estaría muy cabrón no?

Valeria dijo...

jajaja el colmo de los colmos es que me dijeron que por qué no me habían acompañado... No te preocupes, estuvo bien así.