miércoles, agosto 13, 2008

Miedo

Cuantos pendejos no andan por ahí diciendo que "el amor es el motor del mundo", cuantos pendejos no andan por ahí creyendo que lo que dicen o escriben es verdadero y digno de recordarse.

Hoy tuve una diferencia de opinión con una persona a la que considero "pensante", es sociologa, con un amplio criterio y sobre todo, con dos cosas que le faltan a la gran mayoría: indignación social y sentido del deber.

Me contaba la historia de una mujer que denunciaba en un programa de radio su situación: portadora de VIH junto con su esposo y sus dos hijos. Sin apoyo, ni trabajo, no tiene con qué mantenerse. Contaba que, cuando parió a su segundo hijo, fue vilmente discriminada en los servicios médicos, al enterarse el personal médico de su condición. Según esto, la abandonaron a su suerte durante el parto en un pasillo del hospital.

Mi amiga se sentía indignada y los tachaba a todos como hijos de puta, o algo así.

Escuchándola, me di cuenta que yo ya no tengo esa pasión, esa necesidad de dar la cara por otros y no supe qué pensar o decir. Si algo he aprendido, es a no etiquetar a la gente, no juzgar a la ligera sobre todo cuando se actúa bajo esa gran fuerza que, creo yo, es lo que en realidad mueve al mundo:

El miedo.

No estoy justificando la discriminación de ninguna manera. Ambiciosamente quiero ver que hay debajo de ella.

He sentido la enorme angustia de pensar que soy portadora de VIH. Vi llorar a el hombre que amaba mientras me decía desesperado que lo habían rechazado como donante pues su Elisa no era concluyente. Vi su miedo y se convirtió en MI miedo. Pero siempre he asumido que voy a morir, que la gente muere y es la consecuencia natural de estar vivo.

También recordé un episodio de la semana pasada, cuando en la Conferencia Internacional del Sida, un inglés se quitó la playera que traía para vendérmela y yo me la puse de inmediato, entre risas y bromas porque era "la de la suerte". Fue mucho tiempo despues que me cayó el veinte de que, él posiblemente era portador. Pero yo sé perfectamente que con algo así no me hubiera pasado nada.

Y tal vez esa es la gran diferencia, entre la ignorancia, el individualismo, el miedo y la indiferencia, nos estamos dejando morir unos a otros, sin siquiera darnos cuenta.

9 ecos:

Minerva o Atenea dijo...

Yep, el miedo mueve al mundo, estoy totalmente de acuerdo. Pero cuando lo afrontas, sea lo que sea, puedes dar la cara por todo lo que te importa... si lo sabré yo.

Abracito!! MIAU

LUDA dijo...

el miedo no mueve al mundo: lo paraliza... :S

me gusta mucho cómo quedó tu blog :)


y gracias por el add en el feisbuc ¡vamos a jugar! :P

Real-X dijo...

post de tema polémico y fuerte pero bien manejado

concuerdo con luda, el miedo paraliza al mundo, ¿no tuvo la iglesia así a la gente por MIEDO a Dios?

yo digo que lo que mueve al mundo es el sexo el humano hace cualquier cosas por sexo y es una manera de control muy poderosa

saludos

l i l i t h dijo...

Mine:
Si, le diste al clavo, todos tenemos miedo, la diferencia es cómo lo manejas.

Luda
Yo creo que el miedo paraliza a la razón pero aún así se actua.
el feisbuk es la neta, jaja

Real-X

Polémico, sí y mucho.
Detrás del sexo creo que tambien hay miedo, muchos miedos, de hecho.
En la aceptación y en lo que se tiene que hacer.

Carolina dijo...

Lu, tal vez tanto la indignación como el sentido del deber se pueden manifestar por un movimiento interno de amor o de temor.

Ante un mismo fenómeno, claro que uno actúa, el otro se retrae, paraliza, pero casos sobrarían para especular de reacciones.

Es de pendejos (con el significado que le dan los argentinos = chiquillo, niño) creer que todo se resuelve con el "buen sentir" de eso que llaman amor. Así de fácil se vacía el contenido de grandísima palabra (que amar es más amplio que el "buen sentir" creo yo...).

Qué palabra, tan amplia, difusa, compleja, inasible y a la vez tan sencilla como la misma palabra Dios.

No encuentro a alguien que ame siempre, completamente. Tampoco alguien que tema y se retraiga siempre, completamente. Tal vez Lu, necesitemos de un largo camino y de paciencia mutua (con indignación también) para ir tejiendo nuestras necesidades con el otro, en ese aprendizaje de movernos por amor (en lugar de temor) y tal vez, mover el resto de las piezas que nos rodean.

¿demasiado iluso?

Lo miro como una posibilidad, tan delicada y frágil como la misma fe. Pero presente.

Abrazo

Carolina dijo...

Uy, se nos fue el gatito ojos azules...

Yo también ya me voy que se supone estoy trabajando en mi... (tu sabes)

:P

Beautiful Freak dijo...

woaw!, me gusto mucho la plantilla nueva de tu blog y tambien mucho tu post. Yo antes pensaba que el miedo se combatia con "conocimiento" pero no es cierto, nosotras sabemos, por ejemplo en este caso, que el sudor o cosas asi no contagian el VIH, pero eso no quita que una rafaga de "miedo" se cruce por tu mente y cuerpo.

Creo que el problema con "morir", es que aunque todos vamos a morir, es la forma en la que vamos a morir lo que nos preocupa.

Demasiada filosofia por hoy para este gato, abrazo hermanilla

Edgar López dijo...

El miedo tiene muchas vertientes y modos de vivirse, de procesarse.
Puede ser un detonante o un yugo dependiendo de como se canalize.

Estoy de acuerdo que en ocasiones debajo de la discriminación este el miedo, ¿pero cuantas veces un miedo no tiene como madre a la ignorancia o a la desinformación?

Por otra parte creo que el amor es mucho mas poderoso que el miedo, no lo subestimes, ni llames pendejos a quienes crean en el.

Saludos

l i l i t h dijo...

Caro

Coincido en que es largo el camino y necesaria la paciencia, cosa que como puedes ver, pierdo con facilidad.

Abrazo!

Beautiful freak

gracias muchas, por la visita, la chuleada al gato y por el abrazo, otro igual

Edgar

El amor es un ideal, lo que sentimos es algo que creemos se le parece.