lunes, agosto 25, 2008

kafka kafka kafka

El sábado pasado, fue uno de esos días en que todo parece estar en desequilibrio. Dos semanas antes ansiaba una capa de terciopelo con capucha, y cuando me dijeron en el Chopo las mismas excusas de siempre, poco me importó. La cuestión se resolvió en cuanto vi un carrito de raspados, todo mundo sabe y si no sabe ahora se va a enterar que tengo debilidad por los raspados, (aclaro, me refiero a esas bebidas preparadas con hielo frappe y algún saborizante). Hacía un calor de los mil demonios y para eso lo mejor es un diablito* soy fan de todo aquello que mezcle sabores dulces con salados. Así, a pleno rayo de sol caminé hasta donde vivía Caro, pues le ayudaría con su mudanza. Esa es una historia aparte y creo que no me corresponde dar los detalles, es la primera vez que vivimos juntas una de esas experiencias tipo The Twiling Zone. Hay cosas que sigo pensando y todavía no entiendo. Ja.

Sin duda lo mejor de esa noche fueron los tacos de alambre y la compañía.

Luego me pasó algo MUY extraño. No suelo olvidar a las personas. Normalmente, sean buenas o malas experiencias las que nos vinculan, recuerdo rostros, nombres y hasta gustos de las personas que se han cruzado en mi camino. En una estación del metrobús de esas que ya remodelaron y tienen paneles transparentes, vi caminar a un tipo alto, de cabello muy largo y entrecano. Yo sabía que lo conocía, pero no podía recordar de dónde. Él avanzó y salió de mi campo visual, y entonces el metrobús avanzó y volví a mirarlo. "Cara de niña" me acordé que le decía, él ni siquiera se enteró que lo veía. Salimos de la estación y entonces por fin pude recordar su nombre. Bajé en la siguiente estación y seguía revolviendo mi memoria tratando de entender.

Quince minutos después mientras estaba inmersa en la "lectura frenética" del libro que me empecino en leer, cayó como balde de agua fría. Es amigo de L.

L fue el primer gran amor de mi vida, al grado de que quise tener un hijo con él. Teníamos el nombre para nuestro hijo, habíamos planeado su educación y una vida juntos. Aún guardo sus cartas por cuestiones puramente egoistas: me gusta pensar que en algún momento fui la "musa" de esos escritos tan prosaicos y apasionados. Trajo a mi vida cosas muy valiosas, el progresivo y algunos libros que ahora son básicos y me dejó también una invaluable enseñanza: El amor se acaba, porque un buen día se largó partiéndome la vida en un antes y un después.

Hace un par de meses, llego a una vieja cuenta de correo una invitación de Hi5 de la hermana de L. Se me hizo muy extraño que ella tuviera mi email, pero igual acepté. A él lo había visto un par de veces, y hasta habíamos platicado sobre el clásico "y cómo te ha ido". Aquella vez me encantó contarle con lujo de detalle como yo estaba viviendo esas cosas que habíamos querido para los dos, por ejemplo lo de tocar en una banda.

Días después también él me agregó en el Hi5 y lo acepté. Tenía curiosidad por saber qué tanto de su vida podía indagar ahí. Él seguía frecuentando a una de mis amigas de la facultad, le preguntaba por mí: si ya había superado aquello; ella, tan adorable como es, alguna vez le dijo "Cómo eres pendejo, hace años que supero todo y está feliz desde que le hiciste el favor de irte al chingada, preocupate por ti que sigues pagando tus culpas". (Esa vieja es la onda)

Hace unos días estuvo viendo mis fotografías y me dejo un comentario en una de Leviatán. Aunque también le gusta La Barranca, no identifico la relación entre uno y otro.

Pero, luego de todo esto, qué es lo extraño. Lo extraño es esa increíble forma de trabajar del subconsciente. Un sábado antes de encontrarme con el amigo aquel, a unos pasos de ahí, platicaba con Re sobre la cicatriz del piercing que tengo en el ombligo. Un piercing que me hice a los 22 al mismo tiempo que L se hacía uno idéntico. La plática salió porque Re no recordaba que yo tuviera esa cicatriz, hablabamos de perforaciones porque estabamos en Evolution, yo firmando una cita más con la tinta, que ahora decorará mi piel con los símbolos del cambio y el movimiento.

Lo curioso es que luego de valorar fechas con el cotizado de mi tatuador y pensando en que me largaré a Mérida, la cita quedo en el 14 de Octubre de 2008, que ahora me doy cuenta coincide con aquella vez hace seis años cuando L marcó en mi vida con un antes y un después.

diablito* bebida popular hecha con hielo frappe, jarabe de tamarindo, limón, sal y chile piquín.

update:
el dientoncito ya está en la galería de Evolution, ver link arriba, no, el de más arriba. snif.

12 ecos:

Brenner dijo...

Maldito destino, que a destiempo nos hace revivir lo que un día nos hizo sentir más que vivos!!

El pasado ahora es parte del futuro.

eLiZa:: dijo...

Y esos amores son necesarios para marcar el rumbo que tomará nuestra vida, no hay de otra.

Sabes qué me encantó? lo que tu amiga le contestó cuando le preguntó por ti: "Cómo eres pendejo, hace años que superó todo y está feliz desde que le hiciste el favor de irte al chingada, preocupate por ti que sigues pagando tus culpas", y es que es re bonito ver su cara cuando les dices de frente que sí, que ya son pasado (aunque sea haciendo como que tú misma te lo crees... ja!)

En fin... es extraña la manera en que están tejidos los hilos del destino, pero siempre las cosas son como deben de ser.

Abrazos!

El Alacrán dijo...

A mi tambien me encanta el Diablito :-)!

PS: El amor acaba consigo mismo, no con una xD.

l i l i t h dijo...

no sé no sé, yo siempre dije que el pasado no regresa, nomás regresan los cabrones que se fueron, toditos sin falta. ja. así que en algo se parece lo que uste dice y lo que yo digo que dije, no?

eliza

pues yo no vi su cara, pero me la platicaron que es lo bueno, jaja, vientos por acordarse de este changarro que ya se está sacudiendo las telarañas. Abrazos!

Alacran cran

Totalmente de acuerdo pero en lo que una agarra callo, si sale madreadona.

Los diablitos y diablotes son la neta, ¿que no? jajajaja

Carlo Ponx dijo...

mmm no sé, recuerdas todo eso que decías que usted y yo teníamos muchos puntos en común cuando escribíamos?

bueno ahora lo sentí un chingo, gracias por esto, Lu.

Carlo Ponx dijo...

por cierto me enteré de que va a estar cierto señor y su guitarra, tocando en la presentación de un libro, junto con fernando rivera calderon y miguel solis... creo que el 7 de agosto. La bronca es que perdí el flyer, sabes algo?

Carlo Ponx dijo...

dahh, 7 de septiembre quise decir. ;)

l i l i t h dijo...

creo que es lo del once de septiembre que dice eliza, por qué yo no me entero de nada???


y sí, muchos puntos en común, carlo, luego creo que si tu no escribieras alguna cosa la habría escrito yo, jajaja, la neta, me estoy colgando de tu talento, jajajaja

eLiZa:: dijo...

Sí sí, es eso mesmo del 11 de septiembre, el flyer está en el bló. Será en el Alicia a las 7 pm =)

Y no carlo, no es la presentación de un libro, es la presentación DEL Libro La Vida En La Barranca ;)

Allá nos vemos ¿qué no?

Carlo Ponx dijo...

epa, ya encontré el flyer, lo venía a dejar... pero acá se las saben de todas todas:

http://s165.photobucket.com/albums/u66/multiforoalicia/?action=view&current=11sep-1.jpg

cámara a rockear, yo sí me lanzo, igual también a pueblita, aunque ese no es seguro.

Edgar López dijo...

Los fantasmas...

Lo bueno es cuando regresan y ya no espantan.

Kuruni dijo...

No mames que raro. No estoy segura de cómo di con tu blog hoy (de los clicks a los clicks y de allá chalalá) pero es de los pocos post tuyos que siento que entiendo....

Y mañana mesmo me largo a Mérida.

¬¬ (copiona).

Saludos!!!