viernes, marzo 14, 2008

run for the money


Ayer el negro me pasó este link que realmente me encabronó.

Hoy le mandé esto en un mail al susodicho:


Me parece asombrosa su contribución. Me deja con la boca abierta. Sobre todo porque es lo primero que leo de usted, pues no acostumbro comprar el periódico en el que publica, dado lo que políticamente significa.

Respeto su opinión pues está sustentada, según escribe, en experiencia académica. Eso mismo hace más difícil para mí comprender el nivel de reduccionismo de su criterio. Según sus “numerosos ejemplos” ¿si una estudiante [sin las cursivas que pone] simpatiza con la guerrilla, todos son adoctrinados para ello? Si uno no está interesado en los beneficios [para quiénes, pregunto] del liderazgo empresarial “El problema está de ese lado”.

Habemos egresados de esas facultades que, si bien no vamos a volvernos ricos haciendo negocios, explotando a otros con menores niveles educativos y pasando por encima de sus derechos sin ningún escrúpulo, trabajamos en los sectores público o privado bajo una “visión y misión”: construir proyectos que lleven al mejoramiento de las condiciones sociales, que informen, orienten y apoyen a quienes lo necesitan. Eso nos enseñan a hacer, es nuestra formación. Eso es ser humanista. Ése es, en pocas palabras, el perfil de los egresados de Filosofía y Letras y “demás licenciaturas afines”.

Su “aportación” periodística, tan ingenuamente neoliberal, sólo me ha hecho ver una cosa:

Tomé una acertada decisión al estudiar en la UNAM , pues gracias a los conocimientos, la reflexión y análisis de la realidad, y la conciencia histórica y política que brinda a sus estudiantes y egresados, soy consciente de lo que hay detrás de su opinión.

Por supuesto, la pregunta que usa de título es legítima. Lo que dudo totalmente es que usted, dada su ideología sea el adecuado para darle respuesta.


Chale, tolero mal el mundo.

4 ecos:

Boqueño dijo...

¿Qué te contesto? O todavía no recibes respueta.

Carlo Ponx dijo...

Ay no jodas, qué tipo!

l i l i t h dijo...

boqueño
pues como se lo mandé desde el correo del trabajo no sé, hasta le martes veo.

carlo
es triste que gente así sean líderes de opinión. busqué su nombre en google y es un tipo que tiene algo de reconocimiento. en fin. el mundo está mal.

Notocar dijo...

"Sr. Mota:

Soy estudiante de otra universidad pública, la Universidad Autónoma del Estado de México y leí tu nota acerca de los estudiantes de la UNAM. Yo no estudio en la Facultad de Humanidades, sino Gastronomía, en la Facultad de Turismo.

Supongo que ya te han de haber abrumado con cartas de protesta (o al menos eso deseo). En el medio en el que me muevo, ha generado reacción y enojo, así que, al grano.

La nota la escribiste desde tu propia experiencia y no me parece representativo haber dado sólo una conferencia y desde ahí emitir tu opinión. ¿A qué grupo fue, se trataba de recién ingresados o eran próximos a egresar? ¿Te consta que no te hayan entendido o sólo leíste la expresión en sus rostros? La objetividad es ilusoria, pero no se puede ir por la vida tomando en cuenta "información" falsa o que no nos dice nada; no se puede generalizar así.

Por otro lado, no todo es negocio. Cualquier persona con sensibilidad artística sabe que la cultura no tiene una etiqueta con signo de pesos (o de dólares). Eso, además, me da pie a pensar que no sabes nada acerca del gremio artístico en México (ojo, que no me refiero a la farándula como bien confundido está el término), aunque no voy a entrar en detalles.

Sí, esta réplica también está escrita desde mi propia experiencia, pero creo que ha sido más amplia. Finalmente te ruego que no pongas en evidencia tu falta de claridad de pensamiento en notas posteriores.

Saludos y gracias.
Alberto H Martínez."

Y me acaban de regresar el correo porque el tipo tiene su bandeja de correo llena.

Saludos.