viernes, julio 13, 2007

entrecerrar los ojos y por fin dejarse ir....

Si, perdón ya me había tardado.

Día 4

El día cuatro se pasó entre nubes, una y otra despertamos, (i con un poco de dolor de cabeza) y no nos la creíamos. Grandes sonrisas en el rostro, que reflejaban un estado de auténtico encanto. De Río Mixcoac caminamos hasta La Bonne Table, donde comimos unas deliciosas empanadas, y un delicioso pay de queso con manzana, y un delicioso cafe, y además, i pidió una deliciosa pechuga con salsa de mostaza acompañada con una calabacita rellena y yo pedí una inigualable y deliciosa lasagna de setas con salsa de pimiento. ¿se les hizo agua la boca verdad? (a mí también por eso regresé el viernes siguente a comer un delicioso quiché de huitlacoche con un niño lindo que se comió un delicioso filete de salmón). Estabamos ahí, tardándonos lo más posible para ver si al-guien pasaba por ahí, pero no hubo suerte, y ante la popularidad del sitio decidimos levar anclas y caminar un poco para empezar a digerir toooodo lo que nos habíamos comido. Teniendo para nuestros altares una nueva divinidad y comprendiendo perfectamente el por qué de la sonrisa y saludable apariencia del al-quien afortunado.

Nos fuimos a sentar a un parque a pensar qué haríamos después (ahí se me cayó de la bolsa del pantalón un dinerito), la idea era hacernos unos tatuajes, pero como sigo indecisa sobre lo que me voy a tatuar, pues sería algo con henna, y pensando que encontraríamos algo interesante en el Museo de Culturas Populares, nos fuimos para Coyoacán.

Pero no encontramos nada interesante y mejor nos metimos a un café internet para imprimir lo que queríamos tatuarnos, ahí por más que busqué nunca pude encontrar el booklet completo de La Tempestad, segundo disco de LB, pues lo que me quiero tatuar, está ahí, así que busqué otro diseño y encontré algo que me gustó, pero como i seguía indecisa, pues mejor nos fuimos a que empezaran con el mío, sino, no llegaríamos a tiempo para transmitir el programa de ese día (era martes). Me hice un ave fénix en la espalda, i un as de espadas en el brazo. Quedaron chidos, ustedes disculparán que no haya fotos pero la camarita de i desfalleció de la emoción el día anterior y de mi cel, todavía no puedo bajarlas (si hacemos cuentas, con el dinerito que se me perdió ese día hubiera podido comprar un cable de datos).

Una vez marcadas con tatuajes permanentes (si no nos volvíamos a bañar) enfilamos para villa bon ice, mientras en el camino preparábamos el set list del programa, que terminó llamándose DIOS BEBE ABSOLUT, pero desafortunadamente ese día por problemas con el servidor no pude transmitir. Lo gacho fue que en ese programa que es el que se transmitió esta semana, pusimos todas las rolas que salieron a colación durante el hermoso sueño del día 3 y aunque yo hubiera deseado transmitir junto con i, no se pudo. Si no lo escucharon, ni modo, ahí lo tengo para algún día ponerlo en podcast, pero no sé cuándo.

Total que como había sido un día agitado nos dormimos sin que las nubes nos abandonaran.

Día 5 o Torreón dulce Torreón

El momento de que i regresara se acercaba, antes de partir, quería visitar a una muy querida amiga, así que en un taxi llegamos hasta allá. Conocí a dos guapos gatos, uno de los cuales, curioseando en mi mochila mientras le tomaba fotos con el celular, decidió que el cable de mi cargador, se veía muy sabroso y se lo comió, jajajaja, pobre Simón me asusté tanto pensando que algún pedazo de cable se fuera a su pancita! Julio, su hermano mayor, ni se inmutó, como que ya está acostumbrado a sus travesuritas. Luego de comer unas deliciosas enchiladas preparadas por Gaby, amiga de i, y compartir una agradable sobremesa en la que corrio mucho chisme literario, me tuve que despedir de i, (me estuve despidiendo como tres horas, jajaja en realidad yo ni me iba a quedar a comer) pues tenía que ir a filos a una sesión más de mi curso.

i salió del df a media noche, y quince horas después llegaba a Torreón su dulce Torreón.

Y así termina esta historia de figuritas holandesas, vampiros diurnos, nubes con absolut tangerine, comida deliciosa, gatos caníbales y mucha lluvia. el df te extraña, sigue lloviendo.


Ahora tengo un gato holandés, un llaverito de la torre eiffel y unos suecos que solo le quedan al gato, jajaja. Gracias i por los días, las emociones y las nubes compartidas!!!

2 ecos:

i dijo...

no, gato: esta historia no termina...

gracias, hasta el fin del mundo

te abrazo!

Francisco Torres dijo...

Qué bonito :'(, me hubiera gustado ver a i y por supuesto a todos los demas, ojalá y me pueda ir en proximos días por allá.