jueves, julio 05, 2007

Por dónde empiezo?

Tal vez por decir que tienes dos horas en el autobús y ya te extraño.
tal vez por decir que te agradezco infinitamente que compartieramos todo este tiempo juntas.
La crónica día a día va a ser demandante, si hoy en la mañana no tenía ni la menor idea de dónde estaba mi memoria con usb, jajaja.

DIA 1

El sábado salí muy temprano de casa, llegué a tiempo a clase y disfruté un buen rato con mi nena consentida, y luego nos fuimos por ahí hasta que me di cuenta que era hora de regresar e ir a esperarte al aereopuerto.

La primera cuestión fue que no había luz en casa y no me pude conectar para anotar cuál era tu vuelo, así que me fui con sólo el nombre de la aerolínea en la mente. Chingao, si el destino te guió hacia Julio en París, que no pudiera guiarme hacia ti en las llegadas internacionales. Con lo que no contaba era con que hubiera tres. Pero la intuición no me falla y esperé justo en la correcta.

Esperé un rato, te marqué al celular pero no había respuesta, esperé... las puertas se abrieron y apareciste.

No sé cómo aguantaste el jet lag. Mientras jalábamos las maletas por el interminable pasillo, te preguntaba cómo te sentías y qué querías hacer. Luego del salto mortal con las maletas, bromita de mi apa, empezo la onda de delinear el plan y a las once de la noche ya estabamos en la Roma en un antro cheleando de lo lindo con Camila y Esparta.

Luego, el amigo de Camila, Yahvel, hizo surgir en tí una iluminación... una brillante idea que yo no supe hasta un día después... no sé si fue la luz del antro o las rolas metaleras que escuchábamos, pero de que fue una iluminación, lo fue....

continuara.....

5 ecos:

Pater Noster dijo...

mucha melancolía bonita

El Alacrán dijo...

No te tardes mucho, ya quiero saberlo todo!

Besos.

eLiZa:: dijo...

Siii no te tardes, yo también quiero leer la historia completa :P
Esas despedidas de las visitas son tristes, dejan un hueco muy feo en el alma...
Saluditos :)

Victor Castillo dijo...

Qué onda Lilith:

No había pasado desde hace unos días porque habías comentado que desaparecerías un rato.

Pues no me imaginaba que pasaras por esto, todos hemos o pasaremos por ahí...

pero como dice Benedetti: No te quedes inmóvil al borde del camino.

Pero bueno, espero que salga todo lo que tenga que salir, ya que la tristeza deteriora las habilidades de los felinos, eh.

Suerte, y ya que sé que te gusta más o menos el mismo tipo de música a mí, pues el lunes va a estar arriba en mi Blog, un discazo de Jorge Pinchevsky, exquisito violinista argentino, rock, tango, blues, jazz; no te lo pierdas. Y te lo voy a dedicar, para echarte porras.

Un beso.

l i l i t h dijo...

pater

sí caray, melancolía bonita, buena forma de definirlo...

alacrán
ya va, ya va, lo malo es que con el vodka los recuerdos se hacen turbios.

eliza

usté se lo perdió, niña mala!
pero ya les iré contando. Y no sé extraño a i, pero sé que ya está bien y al fin con sus seres queridos en la lejana Torreón. Se extraña pero tan lejos como Holanda!

Víctor
Pues nos sé si la tristeza disminuye mis habilidades, algunas las potencia, ja! pero inmovil no me quedo, por eso renuncié al silencio.
Gracias por la dedicatoria, estaré por allá pronto!