miércoles, marzo 07, 2007

Bienvenidos al primer día del resto de nuestras vidas

Dos caras luminosas de la Luna

Los gatos fueron hechos para los viajes interestelares, no se asustan con los meteoritos y juegan con las colas de los cometas. Se saben el camino a todas partes porque, ni más ni menos, el universo es el lomo de un mítico gato negro, lo que los científicos explican como un Big Bang no es otra cosa que el mítico gato negro jugando con la bola de estambre primigenia.
Yo soy una réplica en escala, una hija gato negro que jamás regresará a su planeta, que sin saber bien cómo, llegó aquí y fue seducida por un gran poder: la música.

Anoche la Luna vio su retrato, se vio siendo un camaleón y contempló también como miles y miles de personas la adoraban, cantaban desde lo más profundo de su alma para ella, y aunque sólo conocen uno de sus lados, le cantaban más bien al otro, al lado oscuro... porque obviamente somos seres oscuros. Y Ella puntual en la cita, salió a iluminar a sus fieles, mostrando su cara luminosa. Ese extraño rito es llevado por todo este mundo por un genio llamado Roger Waters. Sobre él, muchos mitos han surgido, yo solo puedo decir que Roger no es Pink Floyd, Roger es The Dark Side of the Moon. Es obvio también que la Luna y él tienen una especial conexión, no me pregunten por qué lo sé, son cosas de seres oscuros.

Los gatos negros también lloran, dejan caer pequeños diamantes que brillan sobre todo cuando recuerdan que son también un diamante loco, que nadie sabe qué tan lejos o cerca, que se dedican a brillar. A veces el gato negro también llora porque se da cuenta de lo inigualable que es estar en los brazos de quien ama, que ambos gatos están en los brazos de la música y que eso es un vínculo persistente más allá del tiempo y la materia.

Cómo no recordar los días en que tumbada en un sillón, con los ojos cerrados y en total oscuridad el LP se reproducía en el tornamesa, el CD se reproducía de corrido, sin embargo el LP tiene una carga emocional atemporal, insoldable... aunque esas notas se reproducen más bien desde la memoria, si existiera algo que nos conectara a la memoria de los gatos, en la mía se podría escuchar The Dark Side of the Moon con lujo de detalle...

Nacimos para vivir sólo unos instantes, momentos, puedes pasar años sin saber para qué momentos naciste, es solo ahí, ante la inminencia del momento, que entiendes la trascendencia, cuando se revela con toda su majestuosidad, cuando tu cuerpo mismo reacciona ante la energía del momento con incontenibles estremecimientos: naciste para ese cielo, esa luna y esos brazos.


KAFKA RULES, OK?



La pregunta de Roger fue: Where is my pig? mientras éste se elevaba por los aires hasta perderse de vista.

Actualización:

No les ha pasado que días después de un concierto se van acordado de cosas que en el momento de escribir no? (también ayudan las reseñas de otros blogueros, jajaja) Bueno he aquí una lista de cosas curiosas o relevantes en el concierto.

1. Llegamos temprano para tener buen lugar. Pasamos más de dos horas y media esperando a que empezara el concierto. No fuimos los primeros pero estábamos muy muy cerca, atracito de donde pasó el puerco.

2. El espectáculo visual que complementa a la música, es impresionante. En la pantalla central la imagen de una radio se fue haciendo poco a poco más nítida y luego un "alguien" cambiaba las estaciones: puro rock clásico fue lo que le "abrió" a Waters. Luego innúmerables imágenes se sucedían unas a otras, pero eso ya lo verán en el DVD del concierto, jajaja.

3. El gato se desquitó de las niñas bien que lo golpearon en Depeche, no dejando pasar a dos niñas bien cuyos amigos "estan allá adelante", pues Hay que llegar temprano, les dije. Sí, soy un gato callejero y peleonero. Bueno en realidad ya no había espacio y la dinámica era tranquila, en un concierto de punk todo habría sido diferente.

4. Qué voz la de las tres cantantes que acompañan a Waters, aquella que interpretó The Great Gig on the Sky, es excelsa, era como escuchar a la original.

5. Para el Encore, en el cual se tocarían rolas del The Wall, Roger, esforzandose por hablar en español, presentó a un grupo de niños de una asociación de ayuda, Rescate de la niñez o algo así, el grito del gato no se hizo esperar ¡Rescátame a mí!. Las camisetas de los niños decían "El miedo construye muros".

6. De todas las personas que sabía que estarían ahí, solo encontramos a una. Y eso es muy raro.

7. Yo quería que el puerco (el de plástico) cayera en mi casa.

14 ecos:

Garash dijo...

Las notas reproducidas desde nuestra mente... Quedará la experiencia para la vida.

Pater Noster dijo...

El gato.

Si muriera y pudiera escoger renacer, sería en un gato.

Comer+Dormir+Coger+Sufrir... jajaja, además ven de noche.

l i l i t h dijo...

Garash
Me alegro mucho de que pudieras estar, ya una vez con La Barranca me sucedió lo que a ti... y es horrible, pero afortunadamente tenemos ya este recuerdo inmutable...

Pater,

Mmmm, creo que no todos los gatos sufren, solo los más clavados,
Saludos!

Valeria dijo...

Aplausos!!! Toda la razón. La vida solo se compone de momentos como ESE. Lo demás sale sobrando.

No he tenido tiempo de escribir mi reseña, es extensa!!

Real-X dijo...

que fascinante reseña, llena de misticismo, oscurantismo pero a la vez tan iluminada como la noche de ayer...

saludos y que bueno que pudieron disfrutar del concierto y de Waters...

Edgar López dijo...

Pink Floyd - Roger Waters parte fundamental del soundtrack de nuestras vidas.
La musica siempre sera un vínculo muy poderoso, mas alla de lo que pueda descifrarse a simple vista.

Saludos

Espartha.com/blog dijo...

Pink Floyd, musica, espectáculo... lo mejor para todos sus seguidores y quienes tienen (tenemos) grabado en la piel cada acorde de lo que seguramente disfrutasteS ese día.

Carlo Ponx dijo...

Carajo, casi me hiciste chillar, primero por tu reseña tan hermosa y segundo por haber cometido la blasfemia de no vender mi alma o cualquier otra cosa para asistir. :.(

IrV dijo...

Hola!

Imagino que el concierto estuvo increible.

Me ponen de malas las personas que llegan tarde y aún así buscan un buen lugar... que p1nch3 descaro!!! (ves, ya me enojé! ajajaja)

Una melódica voz femenina inspira taaantas cosas ;)

Saludos!

l i l i t h dijo...

Val
tu reseña también estuvo chida!

Real
Pues ojala que mis oscuras letras les den a quienes no fueron un poquito de esa magia que le pertenece sólo a Waters y que nos presta tantito...

Edgar
Yo me atrevería a decir que Pink Floyd ES el sountrack de más de uno.

Esparta
En la piel y en el alma mi querido campeonísimo.... Nos vemos el domingo!

Carlo
Blasfemia en contra de esa diosa que ambos compartimos... pero ni hablar, todavía puedes cotizar más tu alma y viajar a sudamérica, no?
No te preocupes, yo creo que volverá.

Irv.
La onda es que no era la dinámica del concierto, a Roger-Pink Floyd se le va a escuchar con reverencia, no ha hacer desmadre y agandallar, en otros momentos y con otros al frente creo que no es tan malo.

Y sí, esas mujeres de potente voz le ponen la piel de gallina a cualquiera...

lagartija dijo...

miauuu. yo no soy un gato negro, soy un gato azul y de los que sufren... miauuuuu

i dijo...

hace días leí la reseña (la palabra reseña le queda corta) pero no había tenido oportunidad de dejar un comment; básicamente se trata de decir que no me das nada de envidia, nadita... qué horror de concierto... no me hubiera gustado ir ¬¬ jajaja

hasta le mandé a varios amigos tu reseña por mail :)

siempre he dicho, la que es linda es linda y la que tiene suerte tiene suerte

abrazosotes!!!

l i l i t h dijo...

Horrible concierto, tienes razón, no sé ni pa qué fui. jajajaja
Saludos y abrazosos!

BeTO dijo...

Es como la 5a reseña del concierto que leo y me da tristeza que nadie llevó mis ojos a ese concierto como para poder escribir una reseña.

El Sr. Waters ha dicho en entrevista que pretende volver dentro de dos años. Ojalá sea así.