miércoles, septiembre 27, 2006

si no quiere que le amargue el día, no lea esta post.

pinches dos y media de la mañana y yo sin sueño. mañana tengo que llegar temprano a trabajar y no sólo eso, sacarme un milagrito de la manga para una reunión de trabajo a la que afortunadamente no tengo que ir.
últimamente ando de gato güevon y peleonero vale madres, ejemplos:

ayer no fui a trabajar
tampoco a la escuela (bueno, en realidad me cambiaron mi cita con el médico por culpa de una moribunda y me valió madres, ni dije ni hice, aproveché el momento para güevonear)
no terminé el avance del proyecto de tesis que tengo tres semanas entregando
me pelee con mi hermana
con mi papá
con el jefe de piso de un sanbonrs
hasta con los choferes del transporte público
todo el mundo me dice que me veo rete estrezada...


muchas noticias no buenas y otras peores, y problemas y más problemas.

... tengo tantas ganas de golpear una pared hasta que me sangren los nudillos. luego me acuerdo que no me gusta el dolor (físico) y que por eso no me he perforado más allá del ombligo.


en fin, si no tuviera a mi remanso de paz, (dije remanso negro, re-man-so) ya me hubiera tirado a la alcantarilla, (uy sí tarada, "alcantarilla" como si en tu pueblo no se llamaran coladeras).
encima me he convertido en una farmacia ambulante. todo con tal de desaparecer este pinche dolor que aflora en los momentos más inoportunos.

bueno, ya me desahogué. buenas noches.

4 ecos:

Garash dijo...

Pues desahógate chingao!!
Espero que todo mejore, un abrazo!

Prometeo dijo...

el viernes se aclara el panorama

lagartija dijo...

ja... recuerda que siempre hay un matador... y yo mejor me callo.

Valeria dijo...

al rato te olvidarás de todo, aunque sea por un rato... Nos vemos allá.