viernes, junio 16, 2006

LB en el Centro Cultural España (tarde, noche y madrugada)

Hoy se hace difícil escribir una buena reseña, el motivo principal: me estoy durmiendo. La LB tocó en jueves (aunque este fue un jueviernes). Por lo tanto no les extrañe si posteriormente esta reseña muta, seguramente me acordaré de algo que en este deplorable estado no puedo recordar.

Sólo hay una imagen que sigue viva en mi memoria, bueno no es precisamente una imagen, más bien un gesto. En el after, cuando Aguilera se disponía a salir me acerqué a preguntarle algo. Minutos después se despedía con un gesto inesperado: suavemente tomo mi barbilla y me dio un beso en la mejilla mientras me decía: nos vemos pronto. Me miraba a los ojos y sonreía. Es extraño, conzco muy poco de él (ese Aguilera que es cuando no está sobre el escenario), él no conoce nada de mí. Sin embargo, la música que crea esos puentes... pero hay gestos inexplicables.


Para mí la reseña de ayer quedaría en eso. No hubo nada más emocionante.

Por supuesto es una broma, en lo personal esto fue muy emocionante, pero lo dejaré para mis ensoñaciones particulares.

La entrada al Centro Cultural España fue algo agitada, hay un dispositivo de seguridad muy acá con detector de metales y todo el pedo, que a final de cuentas resulta completamente inútil, no hay personal femenino de seguridad que revise a las chavas y eso por un lado te conviene y por otro no. Puedes meter lo que quieras, entonces resulta que cualquiera puede meter lo que quiera. Además de eso, no permiten la entrada con mochilas y su guardarropa es definitivamente chafa. Valeria no me dejará mentir.

El lugar es pequeñito, caben poco más de 180 personas. La chela no es barata ni cara y con chelas el tiempo pasa volando, por eso no importó que tuviéramos que esperar un buen rato para que empezaran a tocar.

Desde Torreón llegaron los saludos y mientras nos poníamos de acuerdo en qué le tenía yo que gritar a Alonso, Vicente y La Torta terminaban daban los últimos toques al equipo. Qué profesionales son este par de dos, me cae, ahora me entero que La Torta es excéntrico y anarquista y que tiene nombre de pila (Rodrigo) y Vicente, bueno... Vicente está en todo, se rifa en los cambios de guitarra de Aguilera, está atento a la ecualización y el sonido y como se habrán dado cuenta estoy diciendo muchas cualidades de él para que no suene tal lanzado cuando diga ¡Chiquitobombón! Pero bueno antes que yo, lo vio otra patea loncheras y ni hablar. Bueno pero sigamos con los detalles, mientras Vicente terminaba de checar micros y conexiones la gente se puso grosera y le empezaron a gritar cosas como “no tienes autoestima cabrón, ya bájate” y bla, bla, a lo que una vieja guarra que seguramente conocen contestó “con esa carita no necesita autoestima pinches ardidos” jajajaja.... (dicho sea de paso que mal pedo con la gente que grita así, qué ganan??)

Pasadito de las nueve aparecieron en el escenario, y la emoción se desbordó, después de un buen rato de acústicos, la electricidad volvería a surcar el ambiente. Mas que un concierto eléctrico, fue electrificante.

Esta vez ciertos megafans se lanzaron como lo que son por los setlist y no me tocó ninguno, pero va, ya tengo muchos y firmaditos, no me importa...

De cualquier manera la onda fue más o menos así (con la cruda que traigo de estas rolas me acuerdo y en desorden):

La primera no me acuerdo, La segunda fue Llueve, me acuerdo bien de Reptil, La fuga de Rubén, Madreselva, Fascinación, Marte/Medianoche, Hendrix, Zafiro, Elixir de la vida, El Alacrán, Quémate lento, La barranca, Cinturón de Orión, Ser un destello, Una tarde en la vida, chale que memoria la mía....

Bueno dejemos por la paz las canciones y vayamos a los detalles:

Las expresiones

Alex brincaba de un lado a otro, se regocijaba sacándole toda clase de efectos a la guitarra y creo yo, disfruto enormemente la tocada, su hermosa guitarra con la silueta de Miles estuvo más que espectacular y por supuesto a la altura del duelo de guitarras con Aguilera, jugaban con los efectos, y al final frente a frente uno tocaba la guitarra del otro. Duelo de Maestros.


Aguilera habló poco, pero tocó excelente, cambiaba de guitarra en varias canciones y se acercaba a la orilla del escenario, donde las manos se estiraban para tocarlos, después de la quinta o sexta rola, con el público prendido, coreando todas las canciones, creo que se sintió plenamente satisfecho pues una franca sonrisa asomó a su cara, observaba al público, sí, esta vez estoy segura de que nos observaba. Para que Hamlet no diga que soy acrítica, diré que en ciertos momentos desafinó pero no se le olvidó ninguna letra.


Alonso y su hermano andaban medio posesos, jajaja, el bajista como siempre, sonreía, tocaba, hacia sus coros, iba de un lado a otro, junto a Chema, junto a Aguilera, hasta llegar con Alex y acercarse al borde del escenario justo donde yo estaba. La electricidad estaba en su máximo. Hubo un momento, en que mis nervios casi explotan cuando al rematar una rola, Alonso dejó que decenas de manos tocaran su bajo. Yo me angustié. Él creo que no mucho.


Chema, con su playera de diablito, andaba muy animado, en una de esas nos enteramos por qué, cuando le ofreció a Manolo, que estaba a mi lado un vasito con una bebida alcoholífera de excelente aroma: Tequila. Solito como me gusta. Andaba tan enjundioso que cuando aventó las baquetas al final descalabró al pobre de Jorge y el Jacks, que se quedo con la baqueta partida en dos, terminó regalándomela cuando me puse de chillona por que yo no tenía setlist.

La sorpresa

Bueno en primera fue sorpresa que hubiera sorpresa, y esta sorpresa nos dejó a todos temblando de emoción. Cuando para tocar El Alacrán, apareció él, sí, él .... Alfonso André. Abrazos, arrumacos barrancosos y todo, el Sr. André nos llevo a una Barranca que hace mucho tiempo no pisábamos. Fue sublime, como la interpretación que con la que culminó el concierto. Los acompañó en cuatro rolas.


Los encores


Los hicimos regresar tres veces, bueno, ya que estaba André y los había acompañado en varias rolas, pues había que aprovechar, así vino también Quémate lento, muy coreada, una versión guapachosa de Por donde pasas, y para rematar, una que ni en el setlist estaba, pero que los seguidores deseaban escuchar: Día negro: Brincar, gritar, desgarrarse, algo así...

La euforia

Valeria, Lagartija y yo brincábamos de gusto, lloré tantito en Hendrix y tantito más en Zafiro, yasabemostodosporqué, no tocaron Estallido pero me encantó volver a escuchar La fuga después de mucho tiempo.. todo fue entregarse a una vibra super chida, la gente prendida, cantando brincando, y por supuesto gritando lo mismo de siempre: Aguilera hazme un hijo, Alonso eres mi héroe, Chema te amo, Eres master Alex. Los demás no sé que gritaban porque era mucha la algarabía y no se entendía, pero no podía faltar el Aguilera eres dios... jajajaja.

Mucho tuvo que ver que éste concierto fuera gratuito, mucho tiene que ver que hayan querido complacer a la concurrencia y las rolas que escuchamos lo demuestran, y no sé que más, pero este concierto fue muy especial, tal vez la banda prendida, tal vez la presencia de André, algo.... no sé qué.


El after

Gran parte de la comitiva partió, y luego de un excelente concierto nos fuimos a tomar otras chelas al antro punchis que está en la terraza, y así, entre saludar a los barrancos, platicar con la banda, el proyecto de canonización de San Erwin de Cuautla, la discusión sobre las raíces de La Barranca con Jorge (Montes) y el Fran, las peleas de viejas y la misma rola punchis que sonó toda la noche, fue una noche chida. Llego la hora de emigrarle, ir a comer unas tortas y recorrer la ciudad antes de que Fran me llevara a mi casa para dormir unos míseros cuarenta minutos mal dormidos. Luego a trabajar.

Buenas noches.

p.d. ya me acordé que tocaron La caída, que bien pudo ser la tercera rola o la primera... que en uno de tantos finales posesos, Chema se acercó al borde del escenario con uno de sus platillos, que el Fran estaba todo nervioso por el asunto de la entrega de los boletos que quedaron a su cargo, que le dí su abrazo de cumples a Chema, que durante todo el after no solté mi baqueta ni para ir al baño y que terminé dejándola en la guantera de Sven el chevy de Fran. Chale. Maldito alcohol.

10 ecos:

Agridulce dijo...

Ouch un poco larga la reseña... Hace taaaaanto pero taaanto que no voy a un concierto... Ay bueno, fui a uno hace unos 3 meses. No es tanto

Oye y gracias por pasar a felicitar a esta loca jajaja... En verdad lo aprecio

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
i dijo...

André????

w-o-w


oye, cuál Jorge fue el descalabrado, yo conozco a un Jorge amigo de Fran, no me digas que fué él?

de los mensajes... de plano era difícil decirte que le gritaras lo que se me ocurría... jajaja

pudiste dar mis saludosos?

gracias x la reseña!!!! yo también necesito dormir, mañana le echo otro ojito al blog y mientras me voy a buscarle camino a mi cuarto, a ritmo de LB, of course!

abacho

HAMLET dijo...

Muy excelente reseña, ya sabes que eres muy buena en eso, y uno aunque ausente siente como si hubiera estado allí gracias a la forma tan precisa que tienes de escribir.
Sólo un detalle, el colorcito de las letras te quedaron muy oscuras, pero no importa, mi nuevo post tiene unos colores fosforecentes horrorosos. Saludos.

Prometeo dijo...

Cuando leo posts como estos me da pena decir "soy fan de la Barranca"

Porque comparando yo solo "los conozco" tu eres una fundamentalista barranqueña. Me muero de la envidia

¡¡yaaa semestre, termina ya!!

Prometeo dijo...

Cuando leo posts como estos me da pena decir "soy fan de la Barranca"

Porque comparando yo solo "los conozco" tu eres una fundamentalista barranqueña. Me muero de la envidia

¡¡yaaa semestre, termina ya!!

l i l i t h dijo...

Agridulce: ya sabes soy tu fan, jajaja... y esta estuvo cortita, se me olvidó por ejemplo que tocaron La caída... bue,bue

Anónimo, tú también te pones la verde? no te puedo juzgar por no entender de lo que hablo, nada más sigue leyendome, igual y logro instruirte en la onda de vivir la música y chance hasta me pones tu nombre para saber con quien hablo.

i.
No platiqué mucho con ellos, no me gusta acaparar, jajaja, pero la próxima vez no fallaré en darles tus saludos, y sí fue ese Jorge, mejor conocido por ser el autor de "Esa no porque me meo" jajajaja...

Hamlet
Hubo error de dedo en el colorcito, pero en un momento lo cambio. Y voy corriendo a leer tus últimas post.

Prometeo

Ya ves, la escuela no deja, jajaja, no es cierto, échale ganas, ya habrá otras...

Lo que yo no entiendo es si te mueres de envidia por el besito de Aguilera o por lo demás, jajaja, lo mismo le ha de pasar al anónimo!

Valeria dijo...

Excelente concierto. Excelente reseña. Excelente compañía. Todod ha valido la pena.

En cuanto a que no se le olvidaron las canciones... No me acuerdo en qué rola dijo algo del tiempo con el tiempo o una onda así... Yo también tengo poca memoria.

Saludos y a ver que día nos vemos, por cierto ya hasta mi jefe quiere rentar un autobús para ir a otro estado a verlos, jajaja.

Francisco Torres dijo...

A pesar de que ando acá, cerquitita del mar, con un pinche calor de la chingada y la necesitad imperante de una chela no podía dejar pasar ni un minuto más en checar tu reseña, siento que la mia palidece frente a la tuya.

Un abrazo, descuida tu baqueta está en buenas manos.

Peyote Asesino dijo...

Que tal,

Al parecer tenemos gustos muy similares, ya que a mi tambien me gusta la barranca y tu compartes mis sentir acerca de la ciudad.

Tambien estuve en el centro cultural España. La verdad es que si estuvo muy bien, pero si note muchos errores de audio

A mi gusto mas la tocada que se aventaron en el pasagüero. estuvo muy chida, hasta hubo chance de platicar con ellos y todo el rollo.
Pronto postearé algo al respecto.

Un gusto en leer tu blog, nos estamos leyendo.